DISCAPACIDAD INTELECTUAL Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Informe Olivenza 2015 (Capítulo 6)
http://observatoriodeladiscapacidad.info/attachments/article/71/Informe%20Olivenza%202015%20v4.1%20baja.pdf

ORDENADOR

Tan solo un tercio de las personas con discapacidad cognitiva utilizan ordenadores. Entre ellas, el uso del ordenador sin ningún tipo de adaptaciones es casi total, siendo utilizados en mayor medida por los hombres.

La utilización de ordenadores con adaptaciones para su discapacidad cognitiva es testimonial (1,3%).

El uso del ordenador se ve influenciado por la edad y los estudios, ya que su uso se incrementa a medida que la edad es menor y el nivel de estudios es mayor.

La mayoría de los menores de 45 años, utilizan el ordenador (59,4%), siendo por el contrario tan solo un 7,5% los mayores de 65 años que manifiestan utilizarlo.

Analizando el uso según el nivel de estudios, vemos que la mayoría de las personas entrevistadas que disponen de estudios de secundaria o superiores, utilizan el ordenador (55,8%), frente a las que no superaron los estudios de primaria donde solo una de cada cuatro declara utilizar el ordenador.

El principal motivo que esgrimen los entrevistados para no utilizar un ordenador, es por no necesitarlo en su día a día (59,2%). También consideran que el ordenador es un dispositivo muy avanzado y complejo para ellos (27,9%). Otros motivos aludidos en menor medida son, el precio del ordenador superior a sus posibilidades (12,2%) y que necesitarían un ordenador adaptado para su discapacidad cognitiva (8,8%).

La frecuencia de utilización del ordenador es muy alta entre las personas entrevistadas que los utilizan, puesto que dos de cada tres señalan utilizarlo diariamente. Un 22,8% también lo utiliza todas las semanas, aunque no de forma diaria. Tan solo una de cada diez personas entrevistadas lo utiliza con una frecuencia menor a una vez por semana.

Entre los entrevistados que utilizan ordenadores, y pese a que casi ninguno lo utiliza con adaptaciones o aplicaciones para su discapacidad cognitiva, sí consideran que es un dispositivo flexible que les ofrece el poder incluir aplicaciones adecuadas a sus necesidades (38%), así como adaptarse mejor a su discapacidad (37,7%). En menor medida también consideran que es simple de utilizar (25,3%).

Las principales aportaciones del ordenador a la vida diaria de las personas entrevistadas que lo utilizan giran en torno a tres aspectos, el hecho de facilitar la vida diaria de forma general (39,2%), el permitir estar conectado con el mundo (38%), y el poder comunicarse con otras personas (36,7%).

Los entrevistados con un nivel de estudios superior a primaria, resaltan de forma significativa, que el ordenador les facilita poder teletrabajar, mientras que los que disponen de ingresos menores a 1.200€ señalan, de forma significativa, que les proporciona mayor autonomía e independencia.

Con el objetivo de mejorar el acceso y uso de los ordenadores por parte de las personas con discapacidad cognitiva, las personas entrevistadas que utilizan esta tecnología consideran necesaria la reducción del precio de los ordenadores en general (41,8%).

También consideran muy importante que se promuevan cursos para que personas con discapacidad cognitiva puedan aprender a utilizar los ordenadores (35,4%), mejorar la accesibilidad (21,5%) y simplificar las instrucciones para su uso (17,7%).

INTERNET

La mayoría de personas entrevistadas con una discapacidad cognitiva no usan Internet. Entre las que sí lo utilizan destacan de forma significativa aquellas que no tienen la necesidad de recibir ningún tipo de apoyo de ninguna persona (55,9%) frente a los que sí lo reciben (34,1%).

La mayoría de personas entrevistadas con una discapacidad cognitiva no usan Internet. Entre las que sí lo utilizan destacan de forma significativa aquellas que no tienen la necesidad de recibir ningún tipo de apoyo de ninguna persona (55,9%) frente a los que sí lo reciben (34,1%).

Como es habitual, a medida que la edad es menor aumenta el uso de la tecnología, en este caso de Internet, destacando en mayor medida su uso entre los menores de 45 años (63,8%).

En el caso del nivel de estudios, también existen diferencias, puesto que cuanto más aumenta el nivel de estudios, mayor es el uso de Internet, siendo en este caso entre los usuarios con nivel de estudios superior a primaria (62,3%).

El motivo principal para no utilizar Internet se origina en que el 45,6% de las personas entrevistadas con discapacidad cognitiva no lo necesitan usar en su día a día. Otros motivos destacados son que lo consideran muy avanzado y complejo para ellas (28,7%), especialmente entre las que no reciben apoyo de ninguna persona, y que pese a intentar utilizarlo lo consideran inaccesible para su discapacidad cognitiva (15,4%), especialmente entre aquellas con ingresos superiores a 1.200€.

En menor medida también se hace referencia tanto a que es demasiado caro para sus posibilidades (13,2%) como que existe la posibilidad de ser engañados a través de Internet, lo que les genera temor y rechazo (6,6%), produciéndose de forma especialmente significativa entre los entrevistados con ingresos superiores a 1.200€.

La frecuencia de utilización de Internet es muy elevada, puesto que siete de cada diez entrevistados que utilizan internet afirman hacerlo de forma diaria.

Un 20% estima que utiliza internet todas las semanas, aunque reconoce que no de forma diaria, mientras que el grupo de usuarios que acceden a internet menos de una vez por semana es muy reducido (9%).

Buscar información es la actividad que se presenta como el motivo fundamental para acceder a internet. Otras tareas realizadas en mayor medida a través de internet a lo largo de los últimos tres meses son tanto el uso del correo electrónico, como leer la prensa o ver videos, películas, televisión, oír la radio…, y utilizar las redes sociales.

Si realizamos un análisis de la distribución de las tareas por tipo de dispositivo, podemos señalar que el ordenador es el dispositivo más utilizado para acceder a internet, con la salvedad del acceso a redes sociales donde es superado por el teléfono móvil, como medio principal de acceso.

Entre las principales ventajas que ofrece Internet a los entrevistados, destacan principalmente tres, el facilitar estar conectado con el mundo (39%), el posibilitar la comunicación con otras personas y la integración social (37,8%) así como el permitir acceder a todo tipo de información (36%).

La mejora más solicitada para acceder y utilizar internet, gira en torno a reducir el precio del internet en general, puesto que es mencionada por el 56,7% de los usuarios de internet.

En menor medida, también consideran necesario promover cursos de formación para personas con discapacidad cognitiva, con el fin de que aprendan a acceder y utilizar internet (33,3%), siendo una mejora especialmente solicitada por las personas entrevistadas que son usuarias de internet con un nivel de estudios inferior a secundaria.

MÓVIL

La mayoría de las personas entrevistadas utilizan teléfono móvil, puesto que seis de cada diez personas encuestadas así lo indican. Entre ellas la preferencia por los teléfonos móviles inteligentes es clara, aunque aún existe un tercio de usuarios de móvil convencional. El uso de adaptaciones o aplicaciones específicas es testimonial (2,2%).

Desglosando los resultados por edades, la mayoría de los entrevistados menores de 65 años utilizan el teléfono móvil. Por el contrario son los mayores de 65 años los que de forma significativa presentan un menor nivel de uso (60%).

Al considerar el tipo de hábitat, vemos que no existen diferencias. Sin embargo, no ocurre lo mismo al analizar el nivel de estudios, puesto que el uso de teléfono móvil está más extendido de forma significativa entre los que tienen un nivel de estudios superiores a primaria.

Entre las razones esgrimidas por las personas entrevistadas para no utilizar el teléfono móvil, destaca el no necesitarlo en la mitad de los casos. En menor medida, también declaran haber intentado utilizarlo sin éxito debido a su discapacidad, la cual les produce que el móvil sea inaccesible para ellas, un hecho especialmente significativo en aquellas con ingresos superiores a 1.200€. Otro motivo que manifiestan éstas es que estiman que el teléfono móvil es un dispositivo avanzado para ellas, con un uso complejo para una de cada cuatro personas entrevistadas.

Entre los pocos entrevistados con teléfonos móviles inteligentes adaptados a sus discapacidades, cuatro de cada diez señalan que chatear o hablar con la gente, es el principal uso que dan a su móvil con sus adaptaciones específicas a su discapacidad cognitiva. En menor medida también usan las adaptaciones para escuchar el sonido más alto, acceder a la agenda, modificar el tamaño de la letra, o como geolocalizador.

La actividad más realizada a través del teléfono móvil es hablar por teléfono siendo además efectuada de forma diaria por la mitad de las personas entrevistadas. Frente a esto conviene destacar que un 18% de estas personas hablan a través del móvil solo de forma esporádica.

El WhatsApp se presenta como la segunda tarea más realizada con el móvil, puesto que seis de cada diez entrevistados lo utilizan, y de forma especialmente frecuente, puesto que el 46% envía o recibe WhatsApp de forma diaria.

Aunque de forma menos frecuente, el móvil también es utilizado tanto para hacer fotos (60%), (especialmente por los hombres y por el grupo de edades comprendidas entre los 18 y 45 años) y para enviar o recibir SMS (48%).

El 37% de las personas entrevistadas también acceden al correo electrónico por medio del dispositivo móvil, al igual que lo utilizan para buscar o descargar información o contenidos de internet, realizándolo especialmente los hombres y el segmento de edades entre los 18 y 45 años.

El uso para acceder a redes sociales (29%), aunque no es mayoritario, si se asocia a un colectivo principalmente joven (entre los 18 y 45 años) que lo utiliza diariamente (16%). Por el contrario a partir de los 65 años, el uso de las redes sociales es significativamente muy reducido.

Las tareas menos realizadas con el móvil son tanto las compras de productos o servicios (15%), como las video llamadas (14%), y las gestiones con bancos o administraciones (14%).

Facilitar la comunicación con otras personas (61,8%) es el principal beneficio que ven al dispositivo móvil las personas entrevistadas.

Por otro lado, también consideran que les hace sentir más seguras (39,7%) y que les permite estar conectadas con el mundo (25.7%).

Entre las principales mejoras para el acceso o uso de teléfonos móviles de personas con algún grado de discapacidad cognitiva, destacan los aspectos relacionados con el precio del dispositivo. De forma general, un tercio de los entrevistados considera conveniente que se reduzca el precio de los smartphones, mientras que uno de cada cuatro estima necesario reducir el precio de teléfonos móviles adaptados para una discapacidad cognitiva.

Otras mejoras destacables, aunque menos relevantes, son tanto el hacer más simples las instrucciones de los teléfonos móviles con el fin de poder ser comprendidas por personas con discapacidad cognitiva, como promover la realización de cursos de formación para que personas con este tipo de discapacidad, aprendan a utilizar dichos dispositivos (21,3%).

TABLETA

La utilización de las tabletas, está muy poco desarrollada entre las personas con discapacidad cognitiva, puesto que solo el 13,3% de los entrevistados las utiliza. La mayoría de los que sí utilizan tabletas, no disponen en ellas de adaptaciones o aplicaciones específicas para su discapacidad.

Las tabletas son utilizadas de forma significativa por los menores de 45 años, puesto que uno de cada cuatro entrevistados de este colectivo declara utilizarlas.

Por nivel de estudios, también existen diferencias, ya que los entrevistados que disponen de estudios superiores a primaria, hacen uso en mayor medida de las tabletas que el resto.

Por nivel de estudios, también existen diferencias, ya que los entrevistados que disponen de estudios superiores a primaria, hacen uso en mayor medida de las tabletas que el resto.

Entre los principales motivos que declaran las personas entrevistadas para no hacer uso de una tableta, destaca el hecho de no necesitarla en su vida diaria (48,5%). Otros motivos a los que aluden éstas son la complejidad del dispositivo (19,4%), así como el precio del dispositivo, el cual supera sus posibilidades económicas (17,9%).

Un 8,7% manifiesta que la tableta no le aporta mayores prestaciones que un ordenador o un teléfono móvil, un motivo especialmente frecuente entre los menores de 45 años, y las personas entrevistadas que disponen de estudios de secundaria o superiores.

La mayoría de los entrevistados que utilizan la tableta, lo hacen muy a menudo, puesto que seis de cada diez manifiestan utilizarla diariamente. Entre el resto, la mitad declara utilizarla una vez por semana, mientras que la otra mitad señala hacerlo con menos frecuencia.

Los usuarios de tabletas ven que su mayor ventaja sobre los teléfonos móviles o los ordenadores, es su mayor comodidad y manejabilidad para su tipo de discapacidad (50%). Un tercio de los entrevistados declaran un dato a tener en cuenta, que pese a ser usuarios de tabletas, no aprecian ventajas respecto a los ordenadores o smartphones, y que por tanto es un gasto innecesario. Tan solo uno de cada diez entrevistados piensa que la tableta es más accesible para su tipo de discapacidad cognitiva.

Protocolo NI4
http://www.ni4.org/modules/Downloads/archivos/manuales/protocoloni4.pdf

El desarrollo del Protocolo NI4 está basado en un proceso de investigación que se llevó a cabo conjuntamente entre el Instituto de Apoyo Empresarial (I.A.E.) y AFANIAS. Esta institución aportó la experiencia de sus centros de acceso libre a Internet (CAPI) para realizar un estudio sobre cuáles son los principales problemas a la hora de acceder a la Sociedad de la Información por parte del colectivo de personas con discapacidad intelectual.

Durante un año se ha estado observando cómo navegaban por la Red un importante colectivo de personas con discapacidad intelectual, y analizando los problemas con los que se encontraban, discriminando cuáles son por falta de conocimientos (solucionables con procesos de formación) y cuáles son verdaderas barreras que la red les pone para su plena integración.

Este proceso de observación ha dado como resultado el poder conocer las principales barreras a las que se enfrenta una persona con discapacidad intelectual a la hora de acceder libre y autónomamente a la Sociedad de la Información:

  • Desorientación: Dificultad para poder situarse dentro de la Web y reconocer los pasos que hay que dar para poder llegar al contenido deseado, así como una vez reconocida por el usuari@ la pérdida de orientación, dificultad para poder retornar a un punto controlado para poder reiniciar la navegación.
  • Sobreinformación y Multitud de acciones: La información no se muestra secuencialmente, es abrumadora, no permite focalizar la atención para poder elegir que se quiere hacer. A su vez, la información va acompañada de multitud de acciones que no se distinguen de manera clara, ejecutándose de manera aleatoria por los usuari@s con discapacidad intelectual.
  • Identificación de elementos interactivos: No reconocen los elementos interactivos, lo que provoca el desconocimiento de lo que pueden hacer dentro de la Web. Dependen de que otras personas les indiquen dónde hay un botón, o un enlace.
  • Tiempos de espera: Ante largos procesos de descarga pierden el interés sobre el contenido. Si no reciben una respuesta inmediata ante su acción, tienden a insistir constantemente o a retirar su atención.
  • Distracción: La Web está llena de numerosos efectos, sonidos y animaciones. En los usuari@s con discapacidad intelectual esto provoca una pérdida total de la atención sobre el contenido de la Web, centrándose exclusivamente en dichos efectos.
  • Falta de elementos de ayuda claros y disponibles: Ante cualquier situación de duda, el usuar i@ de este colectivo depende de tener a alguien a su lado para aclararle cualquier situación extraña que se de en la red. Esto provoca que sea totalmente dependiente en su proceso de acceso a la Web.

PAUTAS DE DISEÑO DE NAVEGACIÓN FÁCIL

Las pautas de diseño se pueden clasificar en tres grandes grupos:

  1. Contenidos y Navegación.
    1.1. Agrupación de contenidos
    1.2. Navegación lineal
    1.3. Menús de navegación
    1.4. Navegación Rápida
  2. Apoyos y ayudas.
    2.1. Lenguaje adaptado
    2.2. Prevención de errores
    2.3. Solución de errores
    2.4. Buscadores flexibles y eficaces
    2.5. Apoyos alternativos de comprensión
  3. Estilo y Diseño.
    3.1. Tipografía
    3.2. Scrolling
    3.3. Movimiento de textos
    3.4. Animaciones y movimiento de imágenes
    3.5. Textos alternativos para las imágenes
    3.6. Control sobre los elementos multimedia

1. Contenidos y Navegación
1.1 Agrupación de contenidos: Evitar la sobreinformación. Evitar que una página ofrezca tantas posibilidades al usuario que el éste se pierda entre tantos menús y secciones y subsecciones y submenús. Un ejemplo claro de sobre información son las páginas tipo portales tipo Terra donde la oferta inicial es tan abrumadora que el usuario acaba perdiéndose sin saber encontrar lo que está buscando.
Partir de un diseño más claro, más limpio donde las secciones de los menús sean claras y permitan encontrar rápidamente lo que el usuario está buscando a través de contenidos básicos que se vayan desarrollando a medida que el usuario navega por la web.
1.2 Navegación lineal: El diseño debe permitir al usuario informarle en cada momento dónde está, cómo ha llegado a ese lugar y cómo puede volver al inicio, tanto al inicio de la sección en la que está navegando como al inicio de la web de donde partió.
Utilizar enlaces de Inicio, Atrás y Adelante para facilitar la navegación lineal.
Es más fácil que el usuario descubra todo el contenido de la web si avanza de forma progresiva regresando con facilidad al punto de inicio que ofreciendo todas las posibilidades en la Página de Inicio.
1.3 Menús de navegación: Los menús de navegación deben estar siempre visibles y siempre deben estar ubicados en la misma posición durante toda la navegación de la página. El diseño de la interfaz debe ser también accesible.
El cambio del posicionamiento de los menús de navegación provoca la desorientación del usuario.
Evitar los enlaces a secciones de la propia web que abran nuevas ventanas del navegador ya que esto dificulta la navegación lineal. Intentar que todo el contenido quede integrado siempre dentro de la misma ventana en la que se navega.
1.4 Navegación rápida: Evitar los tiempos de descarga demasiados largos. El usuario puede pensar que el enlace no funciona e insiste presionando repetidamente el enlace, o desistir. Si la información es pesada de descargar acompañar el uso de preload para avisar que se está ejecutando una acción y que debe esperar. Estos preload han de describir qué acción se está ejecutando…, evitar los tantos por cientos de descarga ya que no se entienden.

2. Apoyos y ayudas
2.1 Lenguaje adaptado: El lenguaje utilizado debe ser comprensible por el usuario con palabras, frases y conceptos que sean familiares para el usuario y suficientemente descriptivos que no necesiten de una explicación posterior. En cuanto a los anglicismos, algunos están tan extendidos que es necesaria su utilización para que se familiaricen con ellos. Ej. Webmail, chat.
2.2 Prevención de errores: Cuidar el diseño para evitar que el usuario caiga en errores a través de instrucciones y avisos previos. P.e. En el caso de formularios, indicar claramente las instrucciones para rellenarlo correctamente.
2.3 Solución de errores: Si a pesar de todo se produce un error, el aviso de error debe explicar claramente qué tipo de error se trata, por qué se ha producido y que tiene que hacer para subsanarlo y que no vuelva a ocurrir.
2.4 Buscadores flexibles y eficaces: Buscadores que no se limiten a presentar mensajes de “no encontrado” si no que ofrezcan soluciones alternativas: Ejemplo de buscador Google donde aparece la opción “Quiso decir….” o buscador de callejero de QDQ donde aparecen opciones similares a las que el usuario está buscando.
2.5 Identificación de elementos interactivos: El usuario debe identificar claramente dónde y cuáles son los enlaces. Resaltar los enlaces de hipertexto utilizando el estándar de los enlaces subrayados para los textos.
La identificación de un enlace por parte del usuario debería ir acompañada de elementos multimedia que hagan entender al usuario que se trata de un enlace: cambio de color, movimiento y sonido. La zona activa de los enlaces debe ser lo más amplia posible.
Utilizar las hojas de estilo (CSS) para diseñar los enlaces de texto, donde se puede definir el formato de la fuente para enlaces en estado de reposo, sobre, presionado, visita dos…
Las hojas de estilo permiten un gran control sobre el diseño de los enlaces.
2.6 Apoyos alternativos de comprensión: Apoyos auditivos para textos para usuarios con dificultades de lectoescritura (Magic, ConPalabras, etc); Utilización de imágenes e iconos para apoyar los textos. Utilización de iconos ampliamente normalizados en Internet: Inicio Webmail; Apoyos de texto para representaciones multimedia para usuarios con dificultades auditivas. Usar sistemas alternativos o aumentativos para definir conceptos lectorescritores.

3. Estilo y diseño
3.1. Tipografía: Tanto el tipo de fuente como el tamaño y el color deben ser suficientemente claros como para que puede ser leída fácilmente. No utilizar fuentes menores de 12 píxel. Y que tengan suficiente contraste. Destacar los títulos de las secciones para una rápida ubicación del usuario.
Utilizar familias de fuentes estándar: arial, sanserif, verdana, geneva, helvética.
Todas las fuentes deben estar definidas en la/s hoja/s de estilo (CSS) lo que permite una mayor flexibilidad a la hora de editarlas.
3.2. Scrolling: Evitar en la medida de lo posible las barras de desplazamiento verticales y sobre todo las horizontales. Procurar que la mayor cantidad posible de información aparezca en la pantalla sin necesidad de desplazamientos. Dificultad de utilizar las barras de desplazamiento.
En el caso de páginas con contenidos muy extensos, es preferible dividir una página en varias y enlazarlas entre sí con un enlace de .
3.3. Movimiento de textos: Evitar textos que se desplacen por la pantalla o que parpadeen o que sufran transformaciones; Dificultades de lectura y comprensión; Distracciones innecesarias; Dificultad para interactuar sobre objetos móviles; Riesgo para usuarios con epilepsia fotosensitiva.
3.4. Animaciones y movimiento de imágenes: Evitar el exceso de movimiento y animación de las páginas (gifs animados) Estos movimientos distraen la atención del usuario.
3.5 Textos alternativos para las imágenes: Usar textos alternativos para las imágenes para describir la función de los elementos visuales. Además de ayudar a usuarios con deficiencias visuales que puedan utilizar lectores de pantalla, ayuda a usuarios con conexiones lentas ya que les informa del contenido o finalidad de la imagen. La descarga progresiva de las imágenes es otra solución a la descarga de imágenes pesadas.
Los textos alternativos también deben utilizarse para los llamados mapas de imágenes.
3.6. Control sobre los elementos multimedia: Posibilidad de poder apagar la música o el sonido; Posibilidad de detener elementos móviles de la web; Evitar todo tipo de pop up (publicitarios o informativos) que aparezcan sin una orden previa del usuario.
Siempre que se produzca un evento dentro de la web, debe ser como resultado de una acción previa realizada por el usuario.

Lectura fácil
http://www.crmfalbacete.org/recursosbajocoste/facillectura/

COMPOSICIÓN

CARACTERES

Tamaño: La idea es que cuanto mayor sea, mejor. Se recomienda el uso de 14 puntos, aunque como referencia debe utilizarse como mínimo un tamaño de 12:

(Hay que tener en cuenta que el tamaño de punto es relativo, ya que la relación entre facilidad de lectura y tamaño de punto puede variar según distintos tipos de letras).

Evita la letra cursiva, los caracteres que simulan la letra manuscrita y los tipos de letra demasiado ornamentados. Utiliza preferentemente tipos comunes sin “serif” (también llamados de “palo seco”) como “arial” o “helvética”:

Existe un tipo de letra desarrollada pensando en su legibilidad. Es muy clara. Se denomina TIRESIAS. Puedes ver la referencia al final de este documento en la “documentación consultada”.

Letra tipo Tiresias
No utilices más de dos tipos de letras (uno para los títulos y otro para el cuerpo de texto).
Para resaltar algún aspecto, utiliza la negrita o un subrayado.
Incluir una palabra o dos en mayúsculas no plantea problemas pero no debe utilizarse para largos pasajes de texto. Es más difícil de leer la mayúscula que la minúscula.
Evitar el empleo de caracteres muy finos. Aplica en este caso la negrita o la seminegrita.
Los adornos en las letras: relieves, sombras y grabados dificultan mucho la lectura.
Si utilizas caracteres blancos asegúrate de que el color de fondo sea bastante oscuro para que haya suficiente contraste.

COMPOSICIÓN DEL TEXTO
Cada línea debe tener unos 60 caracteres.
No es aconsejable condensar ni alargar las líneas.

El texto debe estar alineado al margen izquierdo y no justificado al lado derecho. Esto ayuda mucho en el salto de la vista de una línea a otra y, por tanto, a mantener la continuidad en la lectura.
En caso de texto en columnas, cerciórate de que el espacio entre ellas sea suficiente para separarlas claramente. Si el espacio es limitado utiliza una regal vertical.
Nunca superponer texto sobre imágenes.

El espacio entre líneas debe ser 1,5 veces mayor que el espacio entre las palabras de una línea o un 30% del tamaño de la letra.

Es muy importante que haya un contraste suficiente entre el fondo y los caracteres. Hay un truco sencillo para saber qué colores tienen un buen contraste: pasa esos colores a blanco y negro (haciendo una fotocopia). Si salen en grises muy igualados el contraste es pobre. Si los grises son muy diferentes el contraste será mejor. Puedes revisar el anexo sobre contraste.

Si puedes, no cortes las oraciones al final de una página.

ILUSTRACIONES

Nunca utilices una imagen como fondo de texto.

Comprueba que las ilustraciones están bien enfocadas. Si es posible, utiliza el color en las imágenes y cuadros que insertes.
Si se utilizan imágenes con texto es recomendable colocarlas en un lado mejor que intercaladas.

Si en lugar de fotos se utilizan dibujos, esquemas, etc., procura que estén realizados con trazos sencillos y gruesos, con pocos detalles y sobre un fondo sin imágenes.

ORIENTARSE EN EL TEXTO

Los títulos y los números de páginas deben aparecer siempre con el mismo tipo de letra y en el mismo lugar en el documento.

Conviene incluir un índice y utilizar reglas para separar las diferentes secciones.

REDACCIÓN DEL TEXTO

VOCABULARIO
Utiliza un lenguaje simple y directo. Evita los términos rebuscados.
Emplea los términos de forma coherente.
Debemos evitar usar palabras de otras lenguas, lenguaje especializado, las abreviaturas o las siglas. En caso de que se utilicen hay que explicar o traducir. No todo el mundo se maneja con las mismas jergas.

GRAMÁTICA
La corrección gramatical hace más fácil la compresión de los textos.
Emplea preferentemente la forma activa antes que la pasiva.
No debe abusarse del condicional (podría suceder, debería hacer, etc.)

ESTILO
Utiliza palabras de uso corriente y frases cortas.
Debemos dirigirnos a los lectores de forma directa, personal y respetuosa.
Son mejores los enunciados en positivo que las negaciones.
Los proverbios o metáforas deberán evitarse a menos que sean muy conocidos. Aún así corres el riesgo de que no sean bien comprendidos y de crear ambigüedad en el texto.
Si puedes utilizar ejemplos prácticos es mejor que conceptos abstractos.
No escribas de manera simplista o infantil. Piensa en los lectores y usa un estilo acorde con su edad.
No des por supuesto que el lector tiene conocimientos previos sobre el tema.

ESTRUCTURA
Utiliza una estructura clara y lógica. Elimina, toda idea, palabra o frase innecesaria. Esto limpia el texto y ayuda a que no se vuelva farragoso.
Intenta aplicar “una idea por frase”.

PUNTUACIÓN, ACENTUACIÓN Y ORTOGRAFÍA
Utiliza un sistema de puntuación simple. Evita los puntos y comas.
Piensa que el uso de comas prolonga la longitud de las frases y las hace de más difícil lectura.
Es mejor separar las ideas en frases distintas, más sencillas.
La corrección ortografía es fundamental en un texto, pues permite que la lectura sea más ágil y da seguridad al lector.

CIFRAS

Escribe siempre los números en cifras y no en letras (“2” en vez de “dos”).
Los grandes números suelen ser difíciles de comprender y memorizar. Puedes utilizar “más de 3000” en lugar de un número como “3454” y “algunos” en vez de un porcentaje como “14%” salvo que se necesite el número concreto. Muchas personas desconocen el valor real de estos porcentajes.
Para la fechas usa el formato completo “sábado, 26 de septiembre de 2004”. Para una fecha como “1897”, la fórmula “a finales de 1800” o hace más de 200 años puede ser útil salvo que sea imprescindible la fecha exacta. Estos últimos aspectos dependerán del tipo de texto que estamos redactando y de a quién van dirigidos.
Evita, si puedes, los números romanos (III, IV, CXXII).
Los números de teléfono deben escribirse con espacios de separación: 967 21 66 37
Los números deben estar escritos claramente, en especial las cifras: 0, 3, 5 y 8; ya que son generalmente difíciles de leer para las personas con dificultades visuales.